Caminos Vivos

Enclave de interés Cultural

Enclave cultural

Alfar de Manuel Domíguez

Carmona

Alfar/barrería con tres hornos de diferente capacidad, dos pilas, una pila artesa y otra de pisado; almacén y obrador. Cuenta con tres hornos de diferente capacidad, solo funciona uno de ellos; los hornos están cosntruidos en ladrillo refractario, adobe y arcilla.

El horno en funcionamiento es circular con cuatro contrafuertes para compensar el empuje de los muros (en el horno útil sólo hay dos de estos contrafuertes, ya que está construido en parte contra la ladera, de modo que se hacen innecesarios los dos contrafuertes al Norte), y dos puertas adyacentes y situadas a diferentes alturas: una para la caldera y otra para la cámara (normalmente la primera se encuentra por debajo del nivel del suelo, y la segunda por encima).

El alfar se ubica en la parte baja del pueblo, sobre una de las laderas que corona el Parador y junto a la ermita de San Mateo. Sus instalaciones se componen de: zona central y este, en la que encontramos la sala de obrador donde se ubicaban los tornos y que actualmente se utilizan de almacén; junto a ella y adosado a su paredes se sitúa una pila-artesa para la preparación del barro. Los tres hornos o calderas se ubican en el exterior y junto al obrador. Junto a los hornos un patio, donde se alamacena el combustible, al fondo la arena y lima.


Fuente: Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Consejería de Educación, Cultura y Deporte.


http://www.iaph.es/patrimonio-inmueble-andalucia/resumen.do?id=i17828

Asaja Sevilla, ha recibido una ayuda de la Unión Europea con cargo al Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2022 (Medida 19 Leader), a través del Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEADER) para el Proyecto Caminos Vivos, www.caminosvivos.com que tiene por objetivo la Creación, difusión y promoción de diferentes rutas turísticas, con la colaboración del Grupo de Desarrollo Rural Serranía Suroeste Sevillana