Caminos Vivos

Bien de Interés Cultural

Enclave cultural

Utrera

Utrera

Santuario de Nuestra Señora de la Consolación

Autor: Francisco Javier Romero García

A comienzos del siglo XVI, Antonio Barrados consiguió permiso para edificar una ermita dedicada a la Virgen de Consolación, trayéndose la imagen titular desde el Convento de la Antigua. El 31 de marzo de 1561, la ermita pasa a manos de los Padres Mínimos, quienes labraron el convento, construyéndose por tanto la iglesia, a partir de esa fecha.

La Iglesia del Santuario de Nuestra Señora de Consolación, es de una sola nave con crucero, muros de ladrillo enfoscado y soportes de pilares. Los arcos de la nave y el triunfal son de medio punto con fajones dobles. La capilla mayor es cuadrada, siendo las cubiertas artesonados de madera con decoración de lacerías mudéjares.Todo el frontal de la nave está cubierto por un gran retablo barroco centrado en la imagen de la Virgen de Consolación, patrona de Utrera. Las cubiertas son de bóveda de cañón con lunetos y cúpula con linterna en el crucero. A los pies sobre columnas de mármol blanco, una viguería de artesonado de madera, sobre la que se asienta el coro y una torre de dos cuerpos decorada con paños de azulejos.
La portada de los pies es de piedra alberiza, de dos cuerpos, el primero flanqueado por columnas dobles que soportan un ancho entablamento rematado por un ático entre pirámides en los intercolumnios con esculturas realizadas por Alonso Alvarez de Albarrán en 1635. La puerta del Evangelio está sin labrar y la de la Epístola cegada. El edificio es de estilo barroco clasicista, de principios del siglo XVII.


Fuente: Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Consejería de Educación, Cultura y Deporte.


http://www.iaph.es/patrimonio-inmueble-andalucia/resumen.do?id=i17088