Caminos Vivos

Enclave de interés Cultural

Enclave cultural

Espartinas

Espartinas

Hacienda de Tablante

Autor: Mª Luisa Melero Melero

Esta hacienda acumula una serie de circunstancias que lo hacen un caserío único. Cabría empezar refiriendo su desarrollo arquitectónico y cuidada construcción, así como su buen estado de conservación. Llegó a contar además con cinco prensas de viga, quizás alguna de ellas de lagar, algo propio del Aljarafe, cifra que resulta excepcional en el entorno sevillano.

En cuanto a su prolija historia, hay que indicar que al parecer la actual hacienda de Tablante se sitúa sobre una villa romana como indica su topónimo, que procede de término latino tabulae, medida agraria romana. Con posterioridad fue una alquería musulmana, recogida en el Repartimiento de Sevilla y bautizada con el nombre de Mesnada.

El perímetro exterior está completamente cerrado por una alta tapia y denota ya el carácter culto de la edificación, como se ve por ejemplo en el sutil apilastrado de la torre de contrapeso que se eleva en fachada. El interior se articula en torno a un gran patio empedrado y en parte cerrado por una tapia almenada. El acceso se realiza a través de una sencilla portada de corte neoclásico en la que aparece el nombre de la hacienda y junto a la que se disponían tres paneles de azulejos fechados en 1755 y 1756.

La edificación del señorío es de doble altura y tiene un apeadero de acceso que da al patio principal. Se estructura en torno a un pequeño patio y lo más llamativo de esta vivienda es su esbelto y cuidado mirador.


Fuente: Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Consejería de Educación, Cultura y Deporte.

http://www.iaph.es/patrimonio-inmueble-andalucia/resumen.do?id=i8318