Caminos Vivos

Bien de Interés Cultural - Monumento

Enclave cultural

Umbrete

Umbrete

Antiguo Palacio Arzobispal

Autor: Francisco Javier Romero García

A comienzos del siglo XVIII, el Arzobispo Don Luis de Salcedo y Azcona decide edificar un palacio sobre el edificio preexistente. En 1735 el arquitecto Diego Antonio Díaz, emprendió las obras destinadas a renovar y ampliar el edificio existente.
Al parecer el nuevo edificio fue prácticamente destruido en un incendio acaecido el 27 de Febrero de 1792. Según Morgado, el Arzobispo Don francisco Solís Foch de Cardona sacó de cimientos de nuevo el Palacio arzobispal de Umbrete, replanto sus hermosos jardines y trayendo de sus estancias en Roma un interesantísimo conjunto de bustos y figuras de la mitología pagana, que hizo colocar en los jardines sobre pedestales pétreos labrados por Cayetano de Acosta. A partir de entonces la historia del Palacio de Umbrete se reduce a las estancias veraniegas de los distintos prelados.

La fachada principal, situada en la Plaza del Arzobispo, es obra del siglo XVIII. Presenta dos cuerpos recorridos por fajas almohadilladas. El cuerpo bajo está estructurado a base de ventanas rectangulares cerradas por rejas, mientras que el superior presenta balcones rectangulares cerradas por rejas, mientras que el superior presenta balcones rectangulares (en origen tuvieron guardapolvos metálicos o de pizarra) con barandaje de hierro. En el centro aproximado de la misma se encuentra la portada principal, labrada en piedra, con acceso adintelado y flanqueado por columnas toscanas sobre pedestales. Sobre él se encuentra un balcón rectangular con baranda y vano adintelado con escudo

En el extremo derecho de la fachada principal, y presentando un ligero esviaje respecto al plano de la misma, se encuentra la portada de Caballerizas. Esta obra, cuyo aspecto actual se debe a las reformas de 1762 1852, presenta en su primer cuerpo un vano adintelado, flanqueado por pilastras. En el segundo cuerpo se abre un balcón enmarcado por pilastras toscanas y, sobre él, un frontón triangular.

La fachada lateral izquierda o secundaria, se abre a la Plaza de la Constitución. Su estructura repite el modelo de la principal. En el ángulo que forma con ésta se encuentra situado el pasaje que permitía el acceso desde el Palacio al presbiterio de la vecina iglesia de Nuestra Señora de Consolación.


Fuente: Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Consejería de Educación, Cultura y Deporte.


http://www.iaph.es/patrimonio-inmueble-andalucia/resumen.do?id=i17097